jueves, 18 de diciembre de 2008

Nostalgias


Duendes siderales
nos visitan,
nos alborotan el pensar
provocando tormentas
difíciles de mensurar.
Grande, embriagadora, dolorosa,
transporta al pasado
a velocidad celestial,
invita a recorrer viejos senderos,
pensar un pueblo entero.
Alada, frágil, misteriosa,
llega vestida de novia,
de improviso, sorprende, sacude,
acapara, estremece.
Es una vieja foto
olvidada en un cajón,
tierna imagen del ayer,
escalera suspendida
en el tiempo,
a veces nos duele,
nos nubla la visión.
Momentos sublimes,
para vivir..., una razón.

2 comentarios:

  1. compañero!.. al leer estas letras.. se me puso la piel de gallina.. tiene un matiz social.. lo cual me gusta y mucho.. tus letras tienen compromiso con lo que nos circunda allá afuera.. el final.. me resultó.. mortal.. y bueno.. rimas que riman de manera espectacular.. para vivir.. una razón.. me encantó.. al pié!.. admiro tu talento.. cariños

    ResponderEliminar
  2. Es reconfortante saber que has recorrido un gran trecho para leer este texto, gracias por tu presencia Ornella y dejar tu cálida huella.
    un abrazo fraternal
    saludos

    ResponderEliminar

Deja tu huella si visitas este espacio, ayuda a la creación de nuevos caminos