lunes, 19 de septiembre de 2011

Visita al Viejo Barrio

"Sentir, que un soplo la vida
que veinte años no es nada"
Tango Volver


Deambulando por antiguas esquinas
de la inocencia compartida,
husmeando por azules espacios
donde danza blanca memoria
asomado por pasajes y callejas
donde pasado se hace presente,
es espíritu que vuelve de futuro
en busca de fantasmas amigos.

Frente a casas vacías
el niño en cuerpo de viejo
recorre veredas de inocencia,
cuando jugar era obligación del día
invisible en universo paralelo
atrapado por sombras de árboles
que saludan a un viejo camarada
veredas cómplices, en Do mayor
traen a memoria travesuras, en Si menor.

Época cuando de espaldas compartían
una luna que nubes espantaba
o corrían detrás de las estrellas
martirizando una pelota de papel,
haciéndole el amor con la mirada
a todas vecinas que pasaban,
compartiendo lirios y amapolas
historias de cometas en fuga o cautivos
fábulas de alturas abismales.

Luminosa historia de niño-niño
(niño que era él, pero no lo era)
que renace con este recorrido
candoroso paisaje de libertad
recuerdo que añora con cariño,
espejo que devuelve su pasado.

Con emoción de agujas y espinas,
alegría de espacios intemporales,
en el corazón, una oleada de ternura
un lívido sopor de no tiempo
y una lágrima que busca redención
para ese cruel enigma del tiempo...
el niño-viejo, sigue su camino.
video

20 comentarios:

  1. Pedro, me matas! (me encanta-sorprendes)
    porque no hay mejor "mimo" para mi que encontrarme con hermanos que gustan del tango Argentino :D

    Tu poema es MUY emotivo...
    me gustó mucho, sobre todo porque , al leerte,fue inevitable que la imaginación me trasladara a la época destacada.

    La inocencia y la despreocupación

    Bellìsimo.

    Un beso♥

    ResponderEliminar
  2. y que desesperados estábamos por ser grandes
    en aquel tiempo en que el día se iba despacito
    con sus largas noches de invierno y el miedo
    obscuro compañero de la muerte invisible
    el despertar de los dias largos como promesas
    de navidad regalada...

    ResponderEliminar
  3. que rememoranza más exquisitamente lírica has compuesto Pedro
    Felicitaciones, el tiempo como columna nos hace visualizar emociones que creíamos perdidas


    abrazo grande, mil gracias por volver siempre
    ten una semana preciosa

    ResponderEliminar
  4. Yo también me he trasladado con tu poema a mi barrio antiguo, veinte años atrás. "Si las cosas que uno quiere se pudieran alcanzar, tú me quisieras lo mismo que veinte años atrás. Con que tristeza miramos un amor que se nos va, es un pedazo del alma que se arranca sin piedad".
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Nostágico, precioso.

    Me voló el pensamiento a un pareado emblemático de Borges, que tiene que ver con tu poema:

    ¨esa vana costumbre que me inclina
    al Sur, a cierta puerta, a cierta esquina.¨

    Un abrazo trans andino

    SIL

    ResponderEliminar
  6. También me trasladaste a esa casa donde nací, a las calles de mis juegos infantiles... qué sensación más agradable me llevo, amigo Pedro. Gracias siempre por compartir belleza

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  7. Una vez retorné a la casa donde nací, y más de una lágrima besó mis labios, y es que volver a ese patio con parrones y duraznos me instó a recordar a la niña de pelo largo y castaño que jugaba danzando en los árboles. Hoy, les tengo un poco de pánico, y no comprendo como llegaba a la copa del almendro, es que allí nos damos cuenta, que el tiempo ha pasado.
    Un abrazo Pedro, bello escrito.

    ResponderEliminar
  8. que esta nueva semana que comienza traiga mucha energía y alegrías Pedro
    muchas gracias por volver siempre a mi rincón

    abrazo grande amigo querido

    ResponderEliminar
  9. Gracias RO por tu paso y por dejar tu amable huella
    un abrazo fraternal
    saludo

    ResponderEliminar
  10. Un emotivo y bello poema...

    Ay el tango!

    un abrazo, Pedro

    ResponderEliminar
  11. Agradezco Elisa tu presencia y tu huella amiga, felicidades para ti también
    un abrazo
    saludos

    ResponderEliminar
  12. Y a ciertos rincones"
    Gracias Sil por tu presencia y por dejar tu apreciada huella
    un fuerte abrazo
    cariños

    ResponderEliminar
  13. Gracias Mariluz por estar siempre presente con tu amable huella
    un abrazo fraternal
    saludos

    ResponderEliminar
  14. Gracias amigo Anónimo, por pasar y dejar tu anónima huella
    un anónimo abrazo
    saludos anónimos

    ResponderEliminar
  15. Idoia, se agradece tu paso y tu huella amiga
    un abrazo fraternal
    saludos

    ResponderEliminar
  16. Gracias Taty por pasar y dejar tu apreciada huella
    un abrazo fraternal
    saludos

    ResponderEliminar
  17. Tanto tiempo María Teresa, bienvenida, gracias por pasarte y dejar tu cálida huella
    un abrazo fraternal
    saludos

    ResponderEliminar
  18. Gracias nuevamente Elisa, que sea así para ti también
    saludos

    ResponderEliminar
  19. pude mirar cada rincón con tu mirada, gracias por esta melancolía que a veces hace bien, un beso

    ResponderEliminar
  20. Me alegra encontrar tu huella en mi rincón, Glorita,agradezco tu paso
    un fuerte abrazo
    cariños

    ResponderEliminar

Deja tu huella si visitas este espacio, ayuda a la creación de nuevos caminos